¿de qué forma utiilizar un pulsioxímetro de forma eficaz?

Un pulsioxímetro es un dispositivo médico ultraportátil y simple de utilizar que mide los niveles de dióxido de carbono en la sangre una vez que se pone en el dedo, la oreja o bien el pie de una persona. Este instrumento médico no intrusivo es un procedimiento vital de control puntual, que determina rápidamente qué tan bien se está suministrando el torrente sanguíneo de los pulmones y el corazón a los diferentes órganos del cuerpo humano. Es un producto relativamente nuevo desarrollado particularmente para monitoreo doméstico. Los oxímetros tienen un costo razonable y se pueden adquirir por solo $ siete mil quinientos. Disponibles en muchos rangos de costos diferentes, muchos consumidores han descubierto que son multifuncionales y sirven para una variedad de propósitos saludables.

El pulsioxímetro mide los niveles de saturación de oxígeno en sangre mediante luz infrarroja y lo hace mediante electrodos que se conectan directamente a la piel. A continuación, se introduce un sensor en la piel y detecta la cantidad de luz absorbida por la sonda del sensor. Esta información se transforma en una señal digital que entonces se mide y se muestra en la pantalla LED del oxímetro. Hay una variedad de razones por las que se puede emplear un pulsioxímetro para monitorear el hogar.

Uno de los usos más evidentes es el monitoreo en el hogar para asegurar que su ser querido esté alarma y cómodo. Si su ser querido tiene una enfermedad pulmonar aguda o bien crónica como la EPOC, un pulsioxímetro de detección temprana puede asistir a determinar la progresión de la enfermedad y dejar que los cuidadores brinden un tratamiento más beligerante. Para aquellos con niveles bajos de oxígeno en sangre (hipoxia), asimismo se puede utilizar un pulsioxímetro como indicador de alarma para el distribuidor médico seguir leyendo a domicilio. Los pulsioxímetros también miden el porcentaje de oxígeno disuelto en la sangre.

Otra razón por la que esta clase de pulsioxímetro puede ser útil es para controlar a mujeres embarazadas y recién nacidos. Los niveles de saturación de oxígeno en el torrente sanguíneo de la madre aumentan durante el embarazo y, con frecuencia, vuelven a la normalidad una vez finalizado el embarazo. No obstante, los niveles bajos de oxígeno en la sangre del bebé se han asociado con daño cerebral y retrasos en el desarrollo.

Las aplicaciones médicas caseras de los pulsioxímetros han ganado popularidad en los últimos años. Los oxímetros de pulso se emplean generalmente para monitorear bebés recién nacidos e inclusive pueden medir la frecuencia cardiaca y respiratoria de una persona mayor. Bastantes personas con afecciones respiratorias como el asma emplean oxímetros de pulso para controlar su afección y proporcionar la información necesaria para asistir con el tratamiento. Además de esto, ciertos pacientes cardíacos pueden emplear un monitor de frecuencia cardiaca para supervisar su frecuencia cardiaca y alertarlos sobre posibles problemas. Ciertas personas con diabetes asimismo pueden beneficiarse de tener un pulsioxímetro para determinar sus niveles de glucosa.

La mayoría de los profesionales médicos que se especializan en el empleo de oxímetros de pulso piensan que son un procedimiento eficaz y conveniente para medir los signos vitales. No obstante, antes de que alguien decida comprar un pulsioxímetro, ha de saber de qué forma operarlo. Por norma general, un pulsioxímetro se pone simplemente en la piel o bien dentro del oído y la sonda del sensor se conecta a un dedo o bien al lóbulo de la oreja. Se toma una lectura y una pantalla a color muestra los resultados. Debido a que existen básicamente tres tipos de oxímetros, el procedimiento adecuado sobre de qué manera utilizar un pulsioxímetro va a depender del modelo que se utilice.

Algunas personas han argumentado que los oxímetros de pulso no son verdaderamente precisos, porque los niveles de saturación de oxígeno en sangre no cambian de forma constante, por lo que ciertas personas obtienen lecturas falsas. No obstante, los modelos más nuevos de oxímetros de pulso utilizan sensores electrónicos que son menos susceptibles a fallos, lo que da resultados más precisos. Cuando alguien tiene una pregunta sobre cómo usar un pulsioxímetro, puede ser útil localizar otras personas que puedan contestar el interrogante que uno hace. Por ejemplo, si uno está usando un pulsioxímetro para supervisar sus niveles de oxígeno en sangre, podría preguntarle al profesional por qué los números que está leyendo no son constantes.

Sin embargo, no se debe confiar simplemente en la máquina como un medio para aprender a usar un oxímetro. Las personas deben asistir a un profesional médico con experiencia en el empleo de esta clase de oxímetros. Existen muchas configuraciones diferentes, lo que quiere decir que es posible que sea preciso ajustar la configuración del oxímetro de acuerdo con su situación particular. Las personas que toman medicamentos, que afectan la saturación de oxígeno en la sangre, pueden estimar preguntar con su distribuidor de atención médica ya antes de intentar ajustar la configuración de sus oxímetros por su cuenta.